Nos pronunciamos por un estilo de vida libre de químicos tóxicos en los productos de aseo personal y del hogar. Promovemos un cambio de hábitos por medio de talleres vivenciales y redes sociales. Estamos comprometidos con un estilo de vida anti cáncer y apoyamos económicamente a pacientes oncológicos en pobreza extrema.

Entrevista con:

7360

VERDE A LA MEXICANA

Lucía Moreno
Directora General
Página web: www.verdealamexicana.com.mx

1.- ¿Qué problemática ambiental resuelve o mitiga el uso de tus productos o servicios?

Verde a la mexicana es primariamente una propuesta educativa que ha impartido talleres vivenciales ante más de 2 mil personas del 2013 a la fecha en los que el objetivo es invitarlos a un estilo de vida comprometido con el medio ambiente en el que tomen responsabilidad de sus hábitos de compra respecto al uso de productos de aseo del hogar comerciales así como de aseo personal que dañen al medio ambiente o la salud humana y animal. Con más de 24 mil seguidores en redes sociales promovemos diariamente una ética de consumo y de estilo de vida en la que se respete nuestra casa común.

2.- En el transcurso de estos años ¿has incluido nuevas gamas de productos y/o servicios (Cuáles son) o conservas el comercializar el mismo producto?

Iniciamos con IMMI desodorante que es un producto con causa que apoya mensualmente a enfermos oncológicos de Jalisco y Michoacán pacientes del Hospital Civil de Guadalajara por medio de la Fundación Galilea 2000 AC. En el 2016 decidimos que además de señalar lo que no debían usar para limpiar casa y cuerpo, debíamos ofrecer alternativas saludables y económicas. Así que comenzamos a preparar en nuestro laboratorio jabón para manos y cuerpo, aceite corporal, crema humectante, agua para el cambio de pañal, agua refrescante para aseo íntimo, toallitas de bambú y para el aseo de la casa dos productos de limpieza 100% naturales.

3.- Después de tantos años en el mercado, ¿Qué es lo que te impulsa o inspira a continuar por esta línea independiente a la remuneración económica?

Creo que la propuesta de vida ecológica incluye la dimensión de la responsabilidad social. En nuestro país el cáncer es un problema de salud pública y es la segunda causa de muerte entre los mexicanos. Me impulsa a trabajar todos los días el saber que con las ganancias de IMMI desodorante podemos aportar un promedio de 60 mil pesos mensuales a pacientes oncológicos que viven en pobreza extrema. Por otro lado, me motiva muchísimo el constatar cómo hemos podido llevar el mensaje de Verde a la Mexicana a muchos hogares y que poco a poco se están haciendo cambios en las familias que siguen nuestras propuestas, que aplican nuestras recetas, que nos hacen consultas todos los días en nuestras redes sociales, que asisten con mucho interés a nuestros talleres.

4.- ¿Sientes que el consumidor adquiere tus productos sobre todo porque significa un ahorro de recursos económicos a mediano o largo plazo, o porque es amigable con el medio ambiente?… ¿Dejó de ser “moda” lo verde o es ya una necesidad y estilo de vida?

Creo que hay cada vez más una real preocupación y esto lo observo más entre la gente joven, en amas de casa jóvenes, más que en adultos pasados los 45. En ellos se está convirtiendo un estilo de vida. Las personas van a mis talleres, porque saben que no van a ir a que les vendan algo, sino a aprender algo. Mis productos los compran no solo porque son de uso diario y saludable, sino por la confianza en que sus ingredientes son de primera calidad, que no les van a hacer daño. Porque son hechos a mano, porque saben lo que hay detrás de la marca Verde a la Mexicana.

5.- ¿Cuál sería tu propuesta ideal para impulsar los productos y servicios amigables con el medio ambiente, sustentables en México?

Que se ofrezcan productos de calidad, con una presentación de primera y no por ser artesanales o naturales se vean hechizos o como decimos en México “chafas”. Que se sigan las leyes de etiquetado en caso de ser un producto, que se den de alta con Hacienda y Cofepris, para brindar seguridad al consumidor.

6.- ¿Cuál consideras es el futuro para las alternativas sustentables en el país?

Luchamos contra las grandes transnacionales, contra los precios muy bajos que ofrecen, con sus presupuesto billonario para publicidad y mercadotecnia. Pero percibo que los consumidores están en búsqueda de alternativas saludables. Creo que el futuro está en lo VERDE. Pero hay que hacerlo accesible.

7.- ¿Cómo visualizas al mundo en 50 años?

Si no cambiamos HOY, si no luchamos cada uno desde nuestra trinchera, si solo queremos ganar dinero con nuestros negocios VERDES, lo visualizo muy mal. El problema del cambio climático, el consumismo desmedido, el problema de la basura, el cáncer que afecta más a quienes están en la base de la pirámide. Si no salimos de nuestra zona de confort, seguiremos comprometiendo el bienestar de los que están por venir.

8.- ¿Qué consejo le darías a alguien que está emprendiendo en este rubro?

Trabajar con pasión no solo buscando la remuneración económica, sino buscando IMPACTAR con nuestro trabajo a la sociedad. Ser agentes de cambio. Mucha pasión y mucho trabajo. Convicción y coherencia. Sobre todo coherencia. Ser VERDE es un estilo de vida.

9.- ¿Cuál es tu frase preferida?

La que está en la etiqueta de mis productos que dicen ser para: “Consumidores éticos, preocupados por su salud y la del medio ambiente”. Esto es lo que necesitamos para salir de este bache ETICA desde el más poderoso gobernante hasta el más pequeño consumidor.