Entrevista con Michel Moreno, Fundador y Director General de JACKFRUIT MÉXICO por, Natalie Garcia Directora de Mercadotecnia GCU

www.jackfruitmexico.com                 

  • ¿Qué es JACKFRUIT MEXICO?

            Jackfruit México fue creado a finales de 2015 en una pequeña comunidad en Quintana Roo como un proyecto ecológico y sustentable. El proyecto nace del deseo de tener más armonía y equilibrio con el medio ambiente en medio de tantos problemas de deforestación, pérdida de biodiversidad, extinción de especies, contaminación ambiental y al mismo tiempo colaborar a mejorar la salud de las personas y el cuidado de nuestros hermanos los animales.

La visión de Jackfruit México es la de dar a conocer la versatilidad de usos que tiene la yaca, contribuyendo a mejorar la calidad de vida del medio ambiente al ofrecer una alternativa ecológica al consumo de carne de vaca, pollo, puerco y pescado.

  • ¿Cómo nace el proyecto JACKFRUIT MEXICO y cuando se convierte en toda una realidad? 

            El proyecto nace del sueño de cultivar yaca y darla a conocer al mundo. Este deseo surgió hace unos 6 años cuando por primera vez probé la fruta y desde ese día se convirtió en mi fruta favorita. Recuerdo en aquel momento que su sabor me cautivó tanto que me preguntaba ¿por qué no hay nadie que promueva el consumo de esta fruta? sin pasar por mi mente que dos años más tarde yo sería aquella persona. 

A mediados del 2015 tuve la oportunidad de viajar por México con unos amigos y visitar los estados de Michoacán, Guanajuato, Jalisco y Nayarit. Cuando pasamos por una de las carreteras de Nayarit surgió una plática sobre nuestras frutas favoritas y comenzamos a hablar sobre la yaca, solamente yo la había probado pero les recomendé mucho probarla cuando tuvieran la oportunidad. Al poco tiempo vimos un puesto de frutas sobre la carretera y decidimos visitarlo. Cuando nos bajamos del auto estábamos sorprendidos de lo que veíamos allí. ¡Un montón de yacas apiladas una sobre otra! Todos nos quedamos impresionados de lo que había sucedido. En ese mismo instante compramos la yaca más grande para compartirla entre todos.

Esa noche pensé que lo que había sucedido era una señal. Al día siguiente compré una yaca para llevarla de vuelta a casa. Tenía que sembrar sus semillas y comenzar a incursionar en la aventura de cultivar yaca. El único problema era que no tenía ningún terreno en dónde sembrar los árboles, pero para mi sorpresa, no tenía idea de lo que en los próximos meses estaba por suceder.

Al volver a Cancún mi madre quería cambiar de auto y decidimos publicarlo en internet para venderlo más rápido. Un mes más tarde y sin éxito en la venta recibo una llamada de un interesado para comprar el auto pero no tenía el dinero suficiente. Me ofreció una buena extensión de terreno a cambio e inmediatamente pensé en los arbolitos de yaca que ya tenía creciendo en macetas. El único inconveniente era que mi madre necesitaba el dinero y no un terreno, así que pensé en cómo solucionar este problema. Recordé que tenía un crédito autorizado en el banco y sin pensarlo dos veces lo tomé y le compré su coche para poder intercambiarlo por el terreno y por fin poder sembrar los árboles. ¡Un sueño hecho realidad!

Después de visitar el terreno que me había ofrecido el señor y llevar a cabo la respectiva firma e intercambio de papeles me preguntó para qué utilizaría el terreno. Yo le contesté “para sembrar árboles exóticos” y para mi sorpresa me respondió “¿árboles como la yaca?”. Estaba tan sorprendido de esa respuesta ya que era exactamente lo que quería sembrar. Comenzamos a platicar sobre el tema y me contó que tan solo a unos cinco minutos de dónde estábamos había una plantación de yaca completamente abandonada desde hacía diez años. ¡Y para mi sorpresa la estaban vendiendo! ¡No podía creer lo que estaba sucediendo! 

Al saber de esta noticia y conocer al dueño de la plantación pedí dinero a amigos, familiares y conocidos para poder comprar el terreno ya con los árboles de yaca y comenzar el proceso de restauración. Toda una aventura que nos ha llevado varios años de trabajo y en el camino la creación de Jackfruit México para poder compartir a través de la yaca toda una filosofía de vida de respeto a la naturaleza.

  • ¿Qué problemática ambiental resuelve o mitiga el uso de JACKFRUIT MEXICO?

            Mucho ya se sabe que la principal causa de deforestación, pérdida de biodiversidad y extinción de especies es la ganadería. Se necesitan alrededor de dos hectáreas de superficie (20,000m2) casi siempre deforestada para alimentar y mantener a tan sólo tres vacas, aparte que el ganado desprende metano (gas de efecto invernadero) y es 86 veces más dañino que el dióxido de carbono para la atmósfera. Dada la alarmante velocidad a la que la industria ganadera está devastando la naturaleza debemos de abordar los temas de seguridad alimentaria cuanto antes. El crecimiento poblacional y la demanda creciente de carne han aumentado exponencialmente, de la misma manera que las enfermedades relacionadas con el alto consumo de alimentos de origen animal. Al diversificar nuestra alimentación a fuentes vegetales no solo podemos mejorar considerablemente nuestra salud, sino que ayudamos al medio ambiente al obtener alimentos para el consumo humano de una manera más sustentable.

Utilizamos la yaca como alternativa a la carne de vaca, pollo, puerco y pescado. En términos de sustentabilidad agroalimentaria, hay que abordar el tema de eficiencia de alimento para consumo humano por superficie definida. La ganadería nos da en promedio 300kg de carne de res por cada hectárea, misma que al cocinar reduce en un 30% por lo que terminaríamos con 210kg de carne por hectárea al año. Esa misma cantidad de alimento se podría obtener en sólo un árbol de yaca al año. Esto quiere decir que si en una hectárea viven 150 árboles, podríamos tener más de 31,500 kg de carne de yaca al año, contra 210kg de carne de res. Esto es 150 veces más productivo, ósea que se necesitarían 150 hectáreas de terreno ganadero para producir la misma cantidad de alimento que se produce en una hectárea de yaca. ¡Una diferencia abrumadora!

Tomando en cuenta que los árboles en general nos aportan oxígeno y absorben dióxido de carbono, sirven de cobijo para generar todo un ecosistema, pueden vivir por siglos, con sus raíces profundas evitan la erosión de los suelos, son los mejores reguladores de temperatura al mitigar el calentamiento del suelo absorbiendo los rayos solares y nos proporcionan alimento durante toda su vida sin necesidad de resembrar como el resto de cereales, granos, frijoles y semillas. ¡Probablemente viva más tiempo un árbol de yaca que una persona en el planeta! La yaca y las frutas en general al crecer en los árboles, son el cultivo más sustentable del mundo, esto es un ganar-ganar dentro del futuro de la soberanía alimentaria mundial.

  • ¿Cómo funciona tu producto, cuál es la dinámica de la misma?

            Nuestro producto está hecho a partir de la yaca verde, cosechada en la etapa previa a la maduración, lo cual nos asegura un sabor neutral, evitando el sabor dulce de la fruta y obteniendo así una mejor textura para imitar la carne. A través de la deshidratación conseguimos conservar por más tiempo el producto y al eliminar el agua, nos brinda una mayor facilidad de absorción de ingredientes. De igual manera el peso se reduce sustancialmente, de 1 tonelada de fruta fresca, obtenemos tan sólo 45kg de producto deshidratado. Más del 95% del peso es agua y cáscara.

Para preparar la carne de yaca simplemente se vierte el contenido en una olla con agua y sal, se hierve de 10-15 minutos, se escurre y se agregan los ingredientes o la salsa deseada para terminar de cocinarla. Al hacer esto recupera el agua que perdió en la deshidratación y aumenta 10 veces su peso. ¡Es decir que con 100 gramos de carne de yaca deshidratada podemos cocinar 1kg de guisado!

Algunos ejemplos de guisados son mole, tinga, cochinita, pastor, mixiote, salpicón, pipián, birria, salsa verde, salsa roja, curry, salsa BBQ, etc. Y todo esto se puede preparar en tacos, tortas, hamburguesas, ceviches, ensaladas, pizzas, tamales, pozole, pastas, estofados y muchos otros más.

  • ¿Cuál ha sido la mayor inspiración para continuar en el rubro de la sustentabilidad? 

            La inspiración surge de un profundo y genuino deseo de crear un mundo mejor al proteger la naturaleza, mejorar nuestra salud y disminuir la explotación de animales. Para así detener y revertir la degradación ecológica y poder así aportar algo positivo a todos los seres vivos que en él vivimos. Viendo el mundo cuando llegamos a vivir en él y visualizando como estará cuando nos toque irnos, es dejarlo igual o mejor que como lo encontramos. Esa es la verdadera sustentabilidad. 

  • ¿Cuáles han sido los mayores retos a los que aún se siguen enfrentando? 

            La falta de conocimiento de la yaca siempre ha sido un reto. La gran mayoría de la gente todavía no conoce la fruta ni sus múltiples usos, por lo que dificulta un poco la decisión de compra. Hay que informar siempre al cliente sobre el uso y consumo de la yaca.

La gran ventaja es que al ser la fruta más grande del mundo, su aspecto llama mucho la atención y causa curiosidad.

  • ¿El consumidor nacional cobra día a día mayor interés en las opciones ecológicas y amigables con el medio ambiente o es simplemente una “moda” o tendencia? 

            Las opciones ecológicas son una tendencia imparable, ya que es una manera consciente de consumir productos. Cada día hay más y más consumidores conscientes del origen y el destino de su producto o servicio.

  • Tomando en cuenta que tienes contacto con empresas a nivel internacional, las empresas hoy en día, realmente están interesadas en el bajo impacto ambiental, o las acciones verdes las toman basadas en una responsabilidad ambiental forzada por los lineamientos que dictan las leyes de cada país o localidad?

            Los lineamientos que dictan las leyes son definidas por intereses sociales, ambientales, políticos y económicos. No importa el motivo para reducir su impacto ambiental, esto es solo un síntoma de la consciencia colectiva de una sociedad proveniente de la educación y la información.

  • ¿Cuál ha sido el mayor aprendizaje en el proceso de posicionar a JACKFRUIT MEXICO? 

            Gracias a las redes sociales y eventos como festivales y mercados, hemos podido acercarnos más a la gente y poder compartir el proyecto de una manera más personal. A pesar del poder e impacto que tiene el internet y el mundo virtual, a la mayoría de la gente le gusta conocer a las personas que hay detrás de un producto. Esto nos ha llevado a tener una retroalimentación más efectiva al momento de posicionar e introducir un producto totalmente nuevo a un mercado donde cada vez hay mayor interés por cuidar el medio ambiente, su salud y a los animales.

  • ¿Cuál consideras es el futuro para las alternativas sustentables en el país, cómo visualizas al mundo en 50 años? 

            No existe futuro sin sustentabilidad. Si queremos subsistir como especie, debemos unir fuerzas y actuar ahora para tener ese futuro. A veces parece como si el ser humano no quisiera vivir en el mismo hogar (la Tierra) por otros 500 años. México todavía contiene mucha biodiversidad y naturaleza, pero lo que hagamos los próximos 50 años, determinará el futuro de la humanidad y de los seres vivos que decidamos proteger. 

  • ¿Qué consejo le darías a alguien que está emprendiendo en este rubro? 

            No perder de vista que el futuro del mundo reside en lo que se construye en el presente. Tener claro que el desarrollo ecológico va primero y es mucho más importante que el desarrollo económico. Absolutamente todo lo que usamos proviene en origen de la naturaleza, así que su estabilidad es primordial.

  • ¿Cuál es tu frase preferida? 

            “La gente protege aquello que ama. Pero solo ama aquello que conoce.” 

            – Jacques Cousteau

  • ¿Algo más que quieras agregar? 

            Agradecer a todo el equipo de la Expo En Verde Ser por poner de su tiempo, energía y dinero para unir proyectos y hacer de este mundo un lugar más verde, ecológico y sustentable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *